La transparencia y el principio de equidad para Philea:

  • Una política salarial respetuosa de los principios de la economía social y solidaria.
  • Cuentas auditadas y publicadas en nuestro sitio web.
  • Una distinción contable clara entre los servicios (financiación y apoyo técnico) en función de su naturaleza y de sus fuentes de financiación.
  • Tasas de interés justas que compiten favorablemente con las tasas aplicadas por los bancos.
  • Donaciones exclusivamente dedicadas al crédito de equipamiento sin ningún costo de gestión.
  • Costos de gestión por los subsidios recibidos para financiar el apoyo técnico hasta un máximo de 12,5% de los montos desembolsados para los proyectos.
  • Ningún fin de lucro, sólo cuentas equilibradas para mantener una actividad duradera y un capital estable.
  • Reinversión de la totalidad de los beneficios en la misión de Philea.
  • No se transfiere ningún dividendo a los miembros que ahorran así a una tasa cero con poco o ningún riesgo y participan en la economía social y solidaria.

 

Crédito de equipamiento:
Acompañar aún más a los actores locales

Desde 2018, Philea propone un crédito de equipamiento. Se trata de un crédito a mediano plazo, fundamental para una cooperativa que reúne a productores agrícolas. Esta solución financiera permite a los productores mejorar la integración de su cadena de valor, lo cual a más largo plazo les permite aumentar sus ingresos de modo duradero.

 

Este tipo de crédito supone riesgos significativos que los inversores sociales y demás actores de la economía social no suelen estar dispuestos a asumir solos.

Gracias a su estructura híbrida y a las donaciones que recibe, Philea puede garantizar el riesgo de este tipo de inversiones y proponer estos servicios a tasas favorables y con plazos flexibles a cooperativas portadoras de proyectos innovadores y primordiales para sus miembros.

El crédito de equipamiento sirve para financiar la adquisición de:

  • equipos directamente relacionados con la producción (transformación, trituración, prensado, secado, lavado, embalado, etc.),
  • bienes inmobiliarios directamente relacionados con la producción (terrenos, inmuebles),
  • bienes mobiliarios (vehículos, camiones, máquinas), a condición de que se integren en un proyecto más global.

Costos y condiciones

Monto: Entre USD 100 000 y USD 250 000.

Madurez : 5 años con prolongación de 3 años.

Tasas: Definidas caso por caso en función del país, la moneda y los riesgos.

Participaciones: Adquisición de participaciones por una cuantía equivalente a 5% del monto del crédito.

Riesgo cambiario: Debido a que la madurez es a largo plazo, Philea asume en su totalidad el riesgo cambiario.

Reembolso flexible: El monto de los vencimientos de reembolso se determina en función de las variaciones del volumen de negocios, lo cual evita asfixiar al miembro con vencimientos por un monto fijo en una fecha fija.

En 2018, se lanzó una primera operación de crédito de equipamiento a favor de COOPECAN, cooperativa peruana conformada por 2100 criadores de alpaca.

El objetivo de esta inversión es que la cooperativa, cuyas instalaciones hoy se encuentran en un terreno alquilado, adquiera una nueva unidad de tejido(terrenos, edificios, máquinas).

Gracias a este crédito, COOPECAN podrá trasladar sus instalaciones a su propio terreno e incrementar así los beneficios realizados con la comercialización de sus productos.

La duración de la operación es de 5 años.

Crédito directo:
Con total confianza

Fiel a los principios de la economía social y solidaria, Philea ofrece una financiación directa a sus miembros beneficiarios.

Este tipo de servicios financieros comprobados permite a los beneficiarios dinamizar sus operaciones a corto plazo y a Philea diversificar el riesgo de su cartera.

El crédito directo propuesto a las cooperativas financia por adelantado las campañas agrícolas y ofrece a las instituciones de microfinanza la posibilidad de aumentar el acceso de sus miembros al crédito.

Crédito directo

Monto: Entre USD 50 000 y USD 300 000.

Madurez: 1 a 3 años, reembolso en cuotas (trimestrales, semestrales, anuales) o in fine.

Tasas: Definidas caso por caso en función del país, la moneda y los riesgos.

Participaciones: Adquisición de participaciones por una cuantía equivalente a 5% del monto del crédito.

 

Riesgo cambiario: Debido a que la madurez es a largo plazo, Philea asume en su totalidad el riesgo cambiario.

Reembolso flexible: El monto de los vencimientos de reembolso se determina en función de las variaciones del volumen de negocios, lo cual evita asfixiar al miembro con vencimientos por un monto fijo en una fecha fija.

La cooperativa de servicios agrícolas Tocache Ltda. fue fundada en 1987 por pequeños productores de cacao del departamento de San Martín, provincia de Tocache, Perú.

La cooperativa está conformada en la actualidad por 250 productores de cacao activos, de los cuales 24% (107) son mujeres. Los objetivos de la cooperativa son la comercialización y la exportación de cacao orgánico etiquetado Fairtradey de cacao convencional. Las 2 485 hectáreas de plantaciones permiten la comercialización de 650 toneladas de cacao orgánico Fairtradey de 1 600 toneladas de cacao convencional por año. Además del cultivo de cacao, que representa 80% de los ingresos de los productores, los miembros también cultivan bananas y palmeras.

Philea se asoció con esta cooperativa en 2016 para respaldar la campaña de comercialización del cacao de sus miembros y le otorgó un primer crédito directo de USD 100 000 que permitió a sus miembros comprar cacao antes de su comercialización en Suiza e Italia.

La operación se renovó en 2017.

Garantía bancaria:
Pioneros de la solidaridad

Durante mucho tiempo la garantía bancaria fue el producto emblemático de la cooperativa. Gracias a ella, que cubre parte de los riesgos incurridos por el banco local y evita el riesgo cambiario, sus miembros por fin pueden acceder al sistema bancario local. Es particularmente útil para las pequeñas estructuras que no disponen de una garantía financiera o material suficiente para convencer a los bancos comerciales de que les concedan un préstamo.

Al igual que el crédito directo, la garantía bancaria propuesta a las cooperativas permite financiar previamente las campañas agrícolas y ofrece a las instituciones de microfinanza la posibilidad de aumentar el acceso de sus miembros al crédito.

Garantía bancaria

Monto: Entre USD 50 000 y USD 300 000.

Madurez:1 a 3 años, renovable.

Tasa: 2-3% de comisión anual sobre el saldo pendiente de la garantía.

Participaciones sociales: Adquisición de participaciones por un monto equivalente a 5% del monto de la garantía.

Riesgo cambiario: La garantía permite suprimir el riesgo cambiario para el miembro.

La Asociación Promo-Monde Rural (APMR), con sede en Sapouy, Burkina Faso, opera en la provincia de Ziro en las áreas de la salud, la educación y la agricultura.

En lo que respecta a la salud, APMR hace hincapié en la sensibilización de las comunidades acerca de la planificación familiar y la lucha contra los flagelos del VIH / SIDA, la tuberculosis, la desnutrición, la escisión,…

En el campo de la educación, APMR cuenta con un centro de formación profesional para personas en dificultad, escolarizadas o no.

En el sector agrícola, APMR trabaja con 2 411 miembros, de los cuales 2 325 mujeres y 86 hombres de 105 grupos. Cada grupo administra un campo colectivo donde cultiva caupí, maíz, maní, sésamo, sorgo, mijo y arroz. Además, cada mujer cuenta con un campo individual para satisfacer las necesidades diarias de su familia.

APMR inicialmente recibió ayuda de Philea en el marco del programa de formación financiera financiado por la Federación Ginebrina de Cooperación (FGC) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA). De acuerdo con su directora, Sra. Bonkoungou,

“Esta formación es muy útil, ya que confiere autonomía a los grupos y les permite disponer de capital de trabajo y evitar el crédito, acompañados por personas profesionales y amigables”.

En 2016, Philea otorgó a APMR una primera garantía bancaria de CHF 23 000 para permitirle acceder a un crédito de la Red de Cajas Populares de Burkina Faso (RCPB). Este crédito, que fue reembolsado en su totalidad, financió la compra de 95 toneladas de fertilizantes para sus miembros. La operación ha finalizado con éxito.

Apoyo y educación:
La mejor manera de acompañar

 

Apoyo técnico a los miembros

Philea propone servicios de apoyo técnico a sus miembros.

Esta asistencia puede ser prestada directamente por Philea por intermedio de sus coordinadores locales o por un tercero.

El objetivo es consolidar a los miembros de Philea reduciendo su riesgo financiero para permitirles progresar partiendo de bases sólidas.

El formato y el contenido de este apoyo técnico se determinan en función del caso.

 

Educación financiera

El objetivo de la educación financiera es transmitir cada día a los hogares buenas prácticas de gestión de los recursos financieros de manera a reducir el riesgo de sobreendeudamiento.

Philea elaboró progresivamente módulos de educación financiera destinados a sus miembros:

  • Introducción a la formación para adultos
  • Sensibilización al ahorro
  • Elaboración del presupuesto
  • Gestión de las deudas

Estos módulos están destinados a los beneficiarios, a los dirigentes y a los empleados. Los corresponsales locales de la cooperativa aplican estos módulos.

En primer lugar, los asesores forman a animadores en las instituciones locales para permitirles difundir el contenido de la formación a los beneficiarios finales.

La duración de la formación de animadores y la duración de la formación para los beneficiarios finales varían en función de su nivel de educación y de sus necesidades, de hasta 3 días para los animadores a un día completo para los beneficiarios.

La formación pretende sensibilizar y difundir herramientas prácticas de gestión y no tanto impartir una formación académica.

Actualmente, Philea ofrece un programa de educación financiera a 4 organizaciones campesinas de Burkina Faso.

El corresponsal local organizó en primer lugar un taller de formación para 12 animadores seleccionados por las organizaciones campesinas.

Estos animadores se encargan de dirigir cursos de formación para grupos de 25 miembros. Cuando finalice el proyecto, 1000 miembros de cada organización campesina habrán participado en sesiones de sensibilización.

El animador también está a cargo del seguimiento de los miembros que han asistido a la formación y de la recaudación de sus ahorros.